miércoles, 23 de septiembre de 2015

Puedes vender tu tiempo pero jamás podrás comprarlo de vuelta


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría recibir un comentario de tu parte.